niña acusada de brujería

Artículo actualizado

Decían de Dorothy Good que tenía el don de hablar con las serpientes. Es más, describieron en su acta que tenía una víbora a la que cuidaba con especial preferencia alimentándola con la sangre del dedo anular de su mano derecha.  Los jueces encontraron la marca que lo demostraba, junto a otras más en su cuerpo que evidenciaban algo (a su parecer) ineliduble: aquella niña, al igual que su madre, practicaban la brujería.

Los juicios de Salem

Hablar de los juicios de Salem (1692 -1693) es referirnos sin duda a uno de los hechos más tenebrosos e  incomprensibles de nuestra historia. Es un ejemplo más de hasta qué punto, el extremismo de las religiones y las mentalidades retrógradas de una época, pueden conducir a una comunidad determinada hasta hechos como los acontecidos en la Nueva Inglaterra del siglo XVII.

Recordemos que la estela cenicienta de la brujería recorrió gran parte de la Europa Medieval y la América más puritana durante más de tres siglos. Libros como el Malleus maleficarum (martillo de las brujas) por ejemplo, se convirtió en esa «biblia» escrita en  1486 por los inquisidores dominicos, Heinrich Kramer y Jacob Sprenger. Era un manual imprescindible para poder identificar brujas  y todas esas prácticas y características propias que las identificaban.

Se estima que fueron casi 70.000 las mujeres asesinadas durante todo ese tiempo. Algunas quemadas otras ahorcadas y todas ellas torturadas y humilladas de las maneras más inimaginables. No obstante, a día de hoy, las que son más recordadas son las 13 jóvenes de Ipswich, Andover y la ciudad de Salem, las mismas sobre las que se han escrito decenas de libros y más de una película.

Ahora bien, cabe señalar que el nombre de Dorothy Good no es tan conocido.  Era la hija de una de ellas, una niña que aunque no fue condenada a muerte, vivió una experiencia traumática que la marcaría para siempre. Su nombre y su historia merecen ser recordados.

sarah good acusa de brujería

La acusación de brujería de Sara y Dorothy Good (Dorcas)

Sarah Good (1653-1692) fue una de las primeras tres mujeres en ser acusadas de brujería en los Juicios de Salem, ocurridos en 1692 en el Massachusetts colonial. Su hija era Dorothy Good y el testimonio que dio la pequeña acusando a su madre de tener tratos con del demonio, fueron concluyentes para enviar a su madre a la horca.

Te interesará leer:  Ted Bundy: el perfil psicológico de un escalofriante asesino en serie

Para comprender la trascendencia de esta historia, debemos considerar no solo el contexto de esta época. También hay que apreciar los aspectos personales. Sara Good perdió a su primer marido en 1682, dejándola completamente endeudada. Tanto, que se vio obligada a contraer matrimonio de inmediato con otro hombre: William Good. Sin embargo, ese enlace tampoco acabó siendo el acertado, porque pocos años después acabó sumida en la más absoluta pobreza, sin hogar, con una hija y otro bebé en camino.

Sara y su hija Dorothy solían mendigar por Salem, comían aquello que encontraban e intentaban subsistir a duras penas y en pésimas condiciones. Ahora bien, fue el  el 25 de febrero de 1692 cuando de pronto, el nombre de Dorothy salió en un tribunal inquisidor. Abigail Williams y Elizabeth Parris la acusaban de brujería.

El juicio

Sarah Good fue arrestada el 25 de febrero. Decían de ella que era bruja, que se arrastraba por las calles envuelta en su miseria lanzando sortilegios a las personas. Una semana después, también su hija Dorothy, sería apresada. Tenía cuatro años de edad. En el registro de detención, el Magistrado John Hathorne, la inscribió como» Dorcas». ¿La razón? Pensó que ese nombre era más propio para la hija de una bruja. La audiencia y los posteriores interrogatorios a los que fue sometida durarían cerca 10 meses, pero los cinco primeros fueron suficientes para incriminar a su madre.

juicios de brujería de salem

La niña fue explorada físicamente en numerosas ocasiones en busca de marcas. Asimismo, Abigail Williams y Elizabeth Parris declararon que Sarah Good y también su hija, tenían poderes malignos y que llevaban tiempo evidenciando su oscuro influjo en la comunidad. Los jueces inquisidores realizaron varias pruebas a la pequeña Dorothy para darse cuenta de algo: bastaba con que la niña posara su mirada en alguien para que al instante, experimentara aflicción, sufrimiento y un gran malestar (así lo registraron).

La niña, según declararon además varios vecinos (coaccionados y temerosos) de Salem, practicaba la brujería porque su madre así se lo había enseñado. Hablaba con las serpientes, enfermaba al ganado, mordía, siempre estaba sucia y ensuciaba a su vez  ( todo espacio y persona con la que se juntaba.

Te interesará leer:  Beth Thomas, la triste historia de la niña 'psicópata'

La pérdida de una hermana y de su madre

Los interrogatorios a Dorothy Good (Dorcas) buscaban un solo propósito, que la niña culpabilizara a su propia madre de brujería. Y efectivamente, así ocurrió. Sarah Good fue condenada a la horca el 19 de julio de 1692.

Ahora bien, solo unos meses antes, Sarah dio a luz a una niña a la que llamó Mercy. La pequeña, apenas vivió unos días dadas las lamentables condiciones en las que vivían en prisión. La desnutrición, el maltrato y el frío marcaron esos duros meses hasta que la sentencia fue ejecutada.

Ahora bien, tras la muerte de su madre en julio, Dorothy Good permanecería cinco meses más en prisión. No fue hasta el 10 de diciembre cuando su padre, William Good, apareció ante el tribunal para pedir la libertad de su hija acusada de brujería. La consiguió a cambio de 50 libras.

niña acusada de brujería

Lo que ocurrió tras esa fecha queda en la nebulosa del desconocimiento hasta un momento muy concreto, el año 1710. Casi dos décadas después de aquellos hechos, se disponen de documentos de un hecho tan llamativo como trascendente.

Una vez más, William Good, el padre de Dorothy, da el paso en defensa de su hija. Acudió al al Gran Tribunal General de Salem para denunciar lo vivido con su familia. Clamó justicia por su esposa muerta y por sus dos hijas. Dorothy había perdido la razón y fallecido pocos años después de salir de prisión.

La demanda tuvo éxito, le dieron la razón al padre de la pequeña Dorothy Good (Dorcas). Ahora bien, la compensación que le dieron apenas llegó a las 20 libras. Su historia, su tragedia personal quedaría para siempre en la nebulosa del olvido.

Te interesará leer:  Shirley Temple, la oscura historia de la niña "dorada" de Hollywood

♥Te puede interesar también «Olive Oatman, la historia detrás de un tatuaje»

Bibliografía

  • Hill, Frances (2002) A Delusion of Satan: The Full Story of the Salem Witch Trials. Cambridge, MA: Da Capo Press.  pg. 94
  • Margo Burns and Bernard Rosenthal (2008) «Examination of the Records of the Salem Witch Trials», William and Mary Quarterly, 3d ser., 65, no. 3. 401–22
  • Recognizance for Dorothy Good by Samuel Ray. Doc. 719, Records of the Salem Witch-Hunt, Bernard Rosenthal, Editor, Cambridge University Press, New York, 2009, pp. 711-12, 754.
  • Robinson, Enders A. Salem Witchcraft and Hawthorne’s House of the Seven Gables. Heritage Books: Bowie, MD. 1992.
  • Rosenthal, Bernard. Salem Story: Reading the Witch Trials of 1692. Cambridge University Press: New York. 1993.
  • Rosenthal, Bernard, ed., et al. Records of the Salem Witch-Hunt. Cambridge University Press: New York. 2009.

Autor

Valeria Sabater
Valeria Sabater
He creado este blog para ti. Pienso que todos podemos mejorar nuestra realidad invirtiendo en nosotros mismos: descubriéndonos, aprendiendo, iniciando revoluciones desde el corazón y la creatividad. Soy escritora, licenciada en Psicología por la Universidad de Valencia en el año 2004. Máster en Seguridad y Salud en el trabajo en 2005, Máster en Mental System Management: neurocreatividad, innovación y sexto sentido en el 2016 (Universidad de Valencia), certificado en Coaching de bienestar y salud y Técnico especialista en psiquiatría (UEMC). Número de colegiada CV14913. Estudiante de Antropología Social y Cultural por la UNED. Cuento con diversos premios literarios. Adoro los libros, los animales y el olor de la lluvia. Puedes leerme también en “La mente es maravillosa”.
Artículos similares
Latest Posts from El rincón de las mujeres sabias

1 Comment

  1. […] ♥Tal vez te interese leer: Dorothy Good, la niña acusada de brujería en Salem […]

Comments are closed.